Colitis: Síntomas, Causas y Tratamiento
Artículos saludables
29 de septiembre de 2016

¿Sabías que la colitis es un proceso inflamatorio del intestino? Es muy común confundirla con la diarrea, porque puede presentarse con ella, pero la diferencia radica en que la colitis es una enfermedad, mientras que la diarrea es un síntoma. Este síntoma puede ser más o menos grave dependiendo de la causa o agente que la produce, así como de su intensidad y de su duración.

¿Qué es la Colitis?
La colitis es una enfermedad inflamatoria del intestino, que se produce cuando el revestimiento del intestino grueso o colon, y el recto se inflaman. Dicha inflamación lo que produce son pequeñas llagas llamadas úlceras en la pared interior del colon, que pueden causar sangrado y secreción de moco y pus.

Generalmente la inflamación suele comenzar en el recto y extenderse hacia arriba, aunque no llega a extenderse al intestino delgado.

La colitis afecta a personas de todas las edades y se da por igual tanto en hombres como en mujeres. No hay que confundirla con la diarrea, aunque en el lenguaje coloquial muchas veces se aluda a ambas de manera indistinta.

La colitis puede ser de distintos tipos, dependiendo de su origen:

Colitis ulcerosa. Es una enfermedad de tipo crónico que se caracteriza por la inflamación y presencia de heridas o úlceras en la pared interior del colon o intestino grueso. La inflamación empieza generalmente en el recto y se extiende hasta el colon.

Dentro de la colitis ulcerosa podemos distinguir tres subtipos:La proctosigmoiditis, que se da cuando la inflamación afecta al recto y la parte inferior del colon, la colitis del lado izquierdo, que aparece cuando la inflamación afecta al lado izquierdo del colon que empieza en el recto, y la colitis total, que afecta a la totalidad del intestino grueso.

Colitis tóxica. Es una complicación grave de colitis ulcerosa, que afecta y daña a la totalidad de la pared intestinal.

Colitis asociada al uso de medicamentos. Si abusamos del consumo de ciertos antibióticos podemos llegar a dañar las paredes internas del colon, provocando la llamada colitis psudomembranosa. Esto se debe a que los antibióticos pueden alterar el equilibrio de bacterias que hay en el intestino favorenciendo así la aparición de enfermedades. Además, el consumo de ciertas sustancias como la vitamina C, los suplementos de hierro y los antiinflamatorios no esteroideos entre otros, puede generar irritación en la mucosa del colon y, por lo tanto, su inflamación.

Colitis hemorrágica. Es ocasionada por la bacteria Escherichia Coli, que infecta el intestino grueso y producen toxinas que causarán tanto diarrea con sangre como un fuerte dolor abdominal.

Colitis nerviosa. Puede aparecer cuando se viven situaciones de estrés, ansiedad y nerviosismo con frecuencia. Estas situaciones provocan contracciones en los músculos del intestino grueso, que aumentan la sensibilidad ante la presencia de gas y movimientos del sistema digestivo.

Colitis granulomatosa. Se debe a un raro padecimiento autoinmune (cuando el sistema de defensas del organismo ataca a sus propios tejidos) conocido como enfermedad de Crohn o enteritis regional.

Síntomas de la Colitis
Los síntomas pueden variar en cuanto a gravedad y pueden aparecer de forma gradual o repentinamente.

Los síntomas principales son:

Dolor abdominal y cólicos
Sangre y pus en las heces
Diarrea
Fiebre
Dolor rectal
Pérdida de peso
Gases intestinales abundantes
Fatiga
Pérdida del apetito
Anemia
Deshidratación
Otros síntomas que también pueden darse en la colitis ulcerosa:

Sangrado gastrointestinal
Dolor en las articulaciones
Hinchazón en las articulaciones
Llagas en la boca
Náuseas
Vómitos
Protuberancias o úlceras en la piel
En algunos casos lo síntomas desaparecen tras el primer ataque, mientras que en otros muchos casos, esos síntomas son persistentes.

Causas de la Colitis
Las causas de la colitis ulcerosa aún no están exactamente determinadas.

Hay indicios de que el factor genético puede influir en la aparición de la colitis, ya que en muchos de los casos existe un familiar cercano que también la ha padecido. Además, en ciertos grupos étnicos es más frecuente, lo que lleva a pensar que la genética tiene un papel en su aparición.

Las personas que padecen esta afección tienen problemas con el sistema inmunitario, pero no está claro si esos problemas inmunitarios son la causa de esta enfermedad o tal vez su consecuencia.

También el estrés y ciertos alimentos pueden desencadenar los síntomas, aunque no causan la colitis ulcerosa.

Por último, el factor ambiental con la contaminación, el humo del tabaco o la higiene, también podrían llegar a contribuir a que apareciera.

Tratamiento de la Colitis
Aunque no existe una cura para la colitis, a continuación te presentamos los mejores remedios caseros para la colitis que hemos recopilado que conseguirán que alivies los síntomas que sufres.

Arroz para la colitis
Batido de Frutas y Verduras para la Colitis
Infusión de malvavisco para la colitis
Infusión de regaliz para la colitis
Manzanilla para la colitis
Plátano para la colitis
Semillas de lino para la colitis
Zumo de manzana, papaya y limón para la colitis
Nuestros remedios para la colitis pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / Dieta de la colitis
Ciertos tipos de alimentos pueden empeorar la diarrea y los síntomas de gases propios de la colitis, sobre todo durante los momentos en que la enfermedad se encuentra activa. Por lo tanto, es conveniente que sigas los siguientes consejos en cuanto a alimentación:

Intenta comer cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día.
Bebe mucha agua. Hazlo de forma frecuente, bebiendo un poco durante numerosas veces a lo largo del día.
Evita los alimentos ricos en fibra como salvado, judías, nueces, semillas y palomitas de maíz.
Evita también los alimentos grasos, grasientos o fritos y las salsas.
Modera el consumo de leche de vaca y sus derivados, así como de sustancias irritantes del aparato digestivo como el café, el tabaco, los picantes y las bebidas gaseosas.
Aumenta el consumo de frutas frescas como la manzana que ayudará a cuidar de tus intestinos.
Como hábitos recomendados para prevenir la colitis ulcerosa también se recomienda dormir las horas de sueño suficientes, hacer ejercicio de forma regular y huir del estrés.

 

Fuente: http://misremedios.com/dolencias/colitis/

Share
Contáctanos
Email:
Asunto:
Mensaje:
© 2016 Querétaro a Fondo