Cómo elegir el aceite de oliva
13 de diciembre de 2016

Una buena pregunta que nos hacemos cuando vamos al supermercado es: ¿qué diferencia hay entre un aceite de oliva normal, uno virgen o uno extra virgen?. Sólo sabemos que este tipo de aceite es muy bueno para la salud, pero realmente no sabemos cuál de estos tres es el que debemos elegir.

El aceite de oliva se extrae de las aceitunas, las cuales contienen grasas monoinsaturadas (grasas buenas), vitamina E y fitoquímicos como los polifenoles, luteína y flavonoides.

La denominación del aceite depende del proceso que se le dio a la cosecha de aceituna para obtenerlo, para ello existen principalmente dos métodos:

El primero es la extracción mediante presión, es decir, las aceitunas se prensan para obtener un aceite que conserva mejor sus propiedades.

El segundo método es el centrífugado, mediante el cual también se prensan las aceitunas y después se centrifugan para separar el aceite de los residuos sólidos.

Existe un tercer método que emplea los residuos de aceite de los otros dos métodos, sin embargo el aceite que se obtiene es de mal sabor por lo que debe someterse a un método de refinado y al cual se le añade aceite de oliva extra virgen para darle mejor sabor.

También es importante fijarnos en el envase, ya que el aceite se conserva mejor en tetrapak o envase de vidrio ámbar para evitar la oxidación. Si compras en envase de vidrio transparente o plástico PET no lo debes dejar mucho tiempo sin consumir.

Aceite de oliva extra virgen
Proviene de los dos primeros métodos de extracción. Sólo se emplean aceitunas que están en buenas condiciones y se somete a cata por expertos para poder emplear esta denominación en el envase.

Aceite de oliva virgen
También se extrae de los dos primeros métodos, aunque la diferencia con el extra virgen es que su calidad es un poco inferior. No hay que dejarnos llevar por el color del aceite, ya que sólo indica el grado de maduración de la aceituna.

Aceite de oliva
Este es el que se extrae del tercer método, es el de menor precio y el sabor es muy distinto al aceite virgen y extra virgen. En pocas palabras es el de menor calidad.

Y ahora la pregunta del millón: ¿se puede usar para cocinar? La respuesta que damos los nutriólogos es no, ya que cuando alcanza una temperatura mayor a 70ºC pierde sus propiedades tanto de sabor como de contenido nutrimental. Cierto es que otorga un sabor delicioso a los alimentos, por lo que se recomienda usarlo a temperatura ambiente ya sea sobre una ensalada o sándwich, o bien sobre un plato terminado como pastas, pescado, etc.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad para la próxima vez que vayas al super, recuerda que es mejor elegir calidad que precio.

Para más artículos saludables visita http://www.nutricionlizbethgarcia.com/

Nutrióloga Lizbeth García
Reforma #23 Col. Centro, Querétaro, Qro.
Tel. 442 212 76 92
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Share
Contáctanos
Email:
Asunto:
Mensaje:
© 2016 Querétaro a Fondo