De un lado a otro de la oposición e incluso en el oficialismo hay un constante llamamiento a lo que han dado en llamar cambio de régimen. No es la primera vez, al contrario, es un discurso que en México tiene cuando menos cincuenta años. Desde entonces el régimen, en cada uno de sus elementos, ha dado muchos giros. En materia electoral llevamos un número apenas creíble de reformas para un país estable. En lo económico si bien este cambio de régimen lleva ya un buen rato caminando en el mismo sentido, también se dio luego de la “docena trágica” de los últimos gobiernos nacionalistas-revolucionarios de los 70s; y finalmente en materia jurídica-constitucional nuestro régimen ha vivido una evolución constante desde la década de los 90s hasta hoy, destacando la reforma en materia de derechos humanos de 2011.

Es por todo ello que es bastante complejo entender a qué se refieren con cambio de régimen. Se entiende que Ricardo Anaya por ejemplo se refiere a un cambio de régimen político, pero tampoco queda claro que propone en sí y porqué tendríamos que esperar a un eventual gobierno suyo para que éste se concrete. Por ejemplo: México hoy se encuentra en lo que Mauricio Merino llamó su “segunda transición”, que versa en la construcción de un sistema de rendición de cuentas complejo, mismo que ha nacido con el Sistema Nacional Anticorrupción y las reformas constitucionales derivadas, además de la reforma en 2014 en materia de trasparencia. Si ambos sistemas sufren deficiencias ha sido justo porque los partidos que conforman el Frente (junto al resto, hay que ser claros) no lo han dotado de los elementos que permitirían su funcionalidad en términos de lo establecido en las normas que ellos mismos legislaron. El cambio de régimen que sugiere Anaya básicamente podría darse antes del arribo al poder de otro Presidente, sí existiera voluntad política y compromiso con ello, más allá de quererlo inaugurar desde la Silla del águila.

Del otro lado Andrés Manuel López Obrador ha hecho de esta propuesta el eje central de su partido político. El propio término “regeneración”, nos habla de ello. En este lado de la oposición, la alternativa pareciera inclinarse al tema económico. No queda claro cómo, ni qué propone más allá de darle la vuelta a las reformas de corte neoliberal, que al interior dice sí echará abajo y en el ámbito internacional, mide su postura con un sentido conciliador. Tampoco queda claro cómo aspira a un cambio de régimen rescatando actores que no sólo fueron parte fundamental de éste, sino que además han sido beneficiarios permanentes del mismo.

Queda pues claro más allá de ser una figura discursiva, el cambio de régimen no tiene sustancia programática. No nos dicen cómo, ni qué es lo que en concreto hay que modificar, salvo propuestas articuladas en torno a unas cuantas medidas compensatorias que no dan para tal concepto.

Recientemente el Ministro José Ramón Cossío, ha escrito sobre la división de poderes en México y la reingeniería constitucional, haciendo alusión al extraordinario libro de Leticia Bonifaz; señala los peligros de seguir contribuyendo al debilitamiento de instituciones (principalmente la Presidencial) en aras de la formación de otras. Nuestro “cambio de régimen” ha pasado por sustituir a la ciudadanía por más y más y más instituciones. El resultado ha sido una notoria simulación. Simulamos tener una democracia sustancial, cuando apenas llegamos a una adjetiva, procedimental e impuesta, a fuerza de maquillar nuestras ausencias con un Estado que cada día suple más las funciones que debería tener uno de sus elementos esenciales: la sociedad.

Hay que aclarar. Los órganos constitucionales autónomos son un avance jurídico-institucional, una conquista civil e instrumentos que permiten consolidar y garantizar derechos, y aún más, a falta de una ciudadanía de alto impacto, son temporalmente idóneas. Sin embargo, debemos de construir la parte toral de la democracia de una vez por todas. Solo ahí cabe hablar de un verdadero cambio de régimen, el que nos permita hablar y entender de democracia a todos.

@CarlosETorres_
www.deliberemos.blogspot.mx

Ratificó su compromiso de ser el primer presidente sin gozar de esa figura.En reunión con la CONCANA...

Después del bombardeo a Siria por parte de Estados Unidos, Inglaterra y Francia, las distintas confe...

México será una potencia en la transición energética, asegura. Nuestro país se convertirá en una po...

La dieta mediterránea se asocia con tasas más bajas de cáncer colorrectal. Se trata de una de las di...

A la pregunta sobre cómo se prepara para el debate, López Obrador respondió que todos los días habla...

Ingredientes:  2 calabacines 4 zanahorias 1 brócoli pequeño 2 puerros 2 patatas 1/2 calabaza ...

En Ciudad Juárez, el candidato de la Coalición Por México al Frente a la Presidencia de la República...

Un total de 136.985 usuarios españoles de redes sociales han podido verse afectados por la fuga de d...

More Articles

Mas de: Elecciones 2018 Fe y Razón Salud y Belleza Recetas de Cocina Tecnología Deliberemos Querétaro

ARTÍCULOS DE INTERÉS

            

Conoce a los candidatos a Presidente

Ricardo Anaya PAN-PRD-MC
AMLO MORENA-PT-PES
José Antonio Meade PRI-PVEM-NA
Margarita Zavala - Independiente
El Bronco - Independiente
Volver
JSN Boot template designed by JoomlaShine.com